Hola mi nombre es Alberto y lo que les cuento me pareció muy especial y por eso lo comparto con ustedes,

Cuando tenía 19 años trabajaba en una entidad bancaria en Colombia, era cajero, allí conocí a un chica que trabajaba en un almacén y por algún motivo me llamo la atención y ella lo noto, por lo cual un día sin pensar me mando una nota invitándome a salir (no me pasaba seguido, simplemente hubo química), la verdad ella no me gustaba pero no era fea, por el contrario era muy delgada y firme algo sexy tal vez, esta es una cualidad que me gusta;

Sin embargo el hecho de que me invitara ella a mi a salir fue algo interesante por lo que acepte con mayor razón, fuimos a un bar y nos tomamos unas cervezas, al cabo de una hora le dije que me gustaría estar con ella. Al igual como no me interesaba mucho, pues si aceptaba bien y si no pues no pasaba nada…. para mi ironía yo si le gustaba mucho,

(No soy un adonis, pero tengo lo mío, algo que a cierto tipo de mujeres atrae y que se complementa cuando hablo haciéndose un ambiente interesante, “eso me dice hoy en día mi esposa jeje” y que eso le han dicho sus compañeras);

Pero bueno eso no es relevante, el caso es que ella la llamaremos Martha acepto y fuimos a una residencia, cuando entramos coloque el canal porno, no creo que le hubiera agradado, pero quería dejar claro todo (era algo que me incomodaba y me parecía que yo me portaba como un cerdo, pero me excitaba el que ella se daba cuanta y aun así deseaba estar con migo), Martha es un chica que debe medir 165 o más, muy delgada debe pesar entre 45 y 53 k máximo, cabello castaño, ojos cafés, busto pequeño pero firme, cola apretada y durita, su piel es suave con una fragancia dulce que hace que uno mire cuando ella pasa, su rostro sin ser lindo no es feo mas bien normal, sencillo.

La bese, le empecé a quitar la ropa y sentía como su cuerpo al ser tan delgado era durito y sexy, ya le había quitado la blusa y el sostén cuando de repente….

Se abrió la puerta de la habitación, una empleada del hotel entraba a una pareja a nuestra habitación pensando que estaba vacía.

Según ella no habíamos cerrado con llave, a mi me dio mucha risa la verdad y fue excitante como nos miraba la otra pareja, la chica era muy linda de cara… En fin, se salieron, ahí si colocamos seguro y empezamos en donde nos quedamos, la tranquilice diciéndole que afortunadamente para ella como teníamos la luz tenue, no le vieron mucho (si claro, se vio todo por un buen rato); yo le quite toda la ropa y contemple sus senos que eran pequeños pero duritos, era agradable besarlos …  y luego cuando se los empecé a chupar fue muy rico y empezaba a excitarse ella mucho, note que lo que nos ocurrió antes la había puesto nerviosa y hacia que su excitación se evidenciara y miraba constantemente a la puerta;

Seguí besando hasta su ombligo jugué con el un rato y luego baje hasta sus pies los cuales le bese y acaricie (a muchas mujeres les excita mucho y sobretodo si se les chupa el dedo gordito del pie y muy sensualmente se les muerde la punta muy despacio jeje), no me pregunten porque pero a la gran mayoría de ellas esto las pone a mil, y empecé a subir besándole las canillas, luego las rodillas, sus muslos hasta llegar a su vagina, en la cual le di primero unos besos sutiles en sus labios para ver su reacción y sentir sus primeros gemidos, no se veía que fuera una chica muy desinhibida sexualmente, (después me enteré, que yo era su segunda vez sexualmente).

Cuando le empecé a pegar una chupada y metía mi lengua entre su vagina se volvió como loca, gemía, me frotaba la cabeza, eso me gusto mucho, por que cuando llegara su orgasmo, y yo seguía mamándola ella después me retribuiría el placer incondicionalmente; cuando sentí que llegaba procedí a meterle un dedo en su vagina para que fuera más placentero, empecé a estimular con la yema de los dedos la parte superior de su vagina y con la otra mano le metí muy sutilmente mi dedo anular en su ano haciéndole circulitos por dentro de ella, que sensación ver como se venia y de tal forma que hasta me eyaculo en mi rostro (todas las mujeres pueden pero muy pocas saben como, deben estar muy excitadas, y creo que Martha ni siquiera se había masturbado nunca ella misma)

En ese instante la mire al rostro y vi que se había puesto a llorar, le pregunte que si la había lastimado a lo cual ella me respondió que todo lo contrario, había sido su mejor noche, que por el contrario lloraba de felicidad al saber que ella podía experimentar tanto placer con alguien, que en su primera vez la habían maltratado tanto que ella pensaba que el sexo era siempre doloroso;

Le dije.. “eso no es así no digas que ha sido su mejor noche por que no hemos empezado, eso fue el comienzo”, me acuerdo mucho de su expresión y la frase que utilizo por que la verdad me pareció que era muy ingenua ….. en fin ella dijo “hay Dios mío en donde has estado y de lo que me he perdido” que frase tan … o no.

Ahora me tocaba a mi, ella me quito el pantalón y repitió mi ejercicio anterior, empezó a besarme por la espalda y besar mi cintura y luego me quito mis bóxer, empezó a acariciar mis nalgas y a darles besos, después me volteo estando allí parado y ella de rodillas empezó a besar primero mis testículos, luego a chuparlos en su boca jugueteando con su lengua alrededor de ellos, primero uno y luego el otro durante un rato, luego me miro, me pregunto ¿si lo hago bien? ¿si te gusta?,

Respondí – “siii… eso es delicioso…” y prosiguió a lamer mi pene de abajo hacia arriba, por los lados y luego hasta llegar a mi glande, como descubriendo si le sabia agradable o no, o con recelo (era evidente que no había chupado muchas…) primero lo besó como probándolo y luego se metió solo en glande, lo empezó a chupar, a metérselo hasta donde podía chupándolo con gusto por un buen rato, hasta que exhalo sacándolo y… “tu pene no es largo… pero no me imagine que pudiera ser tan grueso casi no me cabe en mi boca,… perdona no quiero ofenderte quiera decírtelo…”.

“No me ofende me alaga” atine a responder, después me pidió que me acostara en la cama y continuo pegándome una mamada de ensueño durante mucho rato, ella quería que yo llegara en su boca como ella lo había hecho antes conmigo, lo que pasaba es que soy un poquito demorado para llagar a no ser que este muy pero muy excitado;

“¿Me dejas hacerte algo que quiero? Me dijo, “has lo que quieras” dije.  Me fue subiendo las piernas mientras me chupaba los testículos y alrededor, la verdad esto es muy rico para cualquier hombre y cuando ya me tenía con las piernas bien altas, me empezó a chupar el ano…. WWWWoooooowww…. Nunca me lo habían hecho, yo siempre lo hacia a las chicas pero no a mi, y les cuento que sentir que una chica te empieza a chupar el ano y a lamer e intentar meter su lengua es una sensación que no creo poder describir;

Sentí como si tuviera un orgasmo pero sin eyacular … ufff, fue lo máximo, me lo chupo un rato y luego me empezó a mamar nuevamente con tal desenfreno que logro hacer que me viniera de una manera que jamás había hecho, y me deje venir en su boca para ver que hacia;

Al principio intento como retirarse de la impresión que le dio, a lo cual la mire a su cara y entre jadeos le grite, “¡No te vas a retirar… te lo vas a tragar todo… y me la vas a mamar hasta que pare de venirme esta claro!”,… ella solo me miro y lo siguió haciendo;

Cuando termine me dio pena (era el cargo de conciencia) y me disculpe por gritarla, y me dijo …”No te preocupes… la verdad sino lo hubieras hecho no me lo hubiera tragado todo… jajaja…. pero de cierta forma me gusto por que me sentí coaccionada dominada por ti”, “al igual siempre pensé que el semen sabia feo, pero … la verdad, no me supo a nada raro, como saladito pero agradable”, … “por eso seguí mamándotela hasta que terminaste jajaja”.

Después nos seguimos manoseando y besando hasta que nuevamente mi pene se puso erecto, una chupada rápida por ella y se la metí primero suave en su vagina, a medida que veía que se soltaba, más y  más rápido viendo como se excitaba, la sensación de estarla penetrando me gusto, pero mas me gusto verla como miraba hacia la puerta mientras se lo clavaba, obviamente tenia la sensación de la puerta se podía abrir, “te gustaría que volviera la pareja que nos vio…?” le pregunte mirándola a los ojos, ellas se puso muy nerviosa y colorada, se notaba que mi pregunta la había dejado muy nerviosa pero en el fondo le gustaba.

!!!!!Nooo¡¡¡¡¡…. como se te ocurre, es que me da impresión que vuelvan a abrir” me respondió….

 “y si pasara… no seria rico que te vieran como te la meto?”,

ella me miraba medio aterrada medio excitada, me daba cierto sentimiento de poder verla así, lo cual hacia que cada vez la penetrara un poco más fuerte, así hasta que sentí que me iba venir, se la saque y me vine en sus senos salpicándole su rostro también, y se vino ella también en ése momento, estábamos muy excitados.

Así terminamos mientras me recostaba a su lado, la miraba al rostro intentando descifrar lo que estaba ella pensando, me intrigaba que había en su mente y si se había mareado con mis palabras o si estaba a punto de abrir la caja de pandora, cuando ella me pregunto…

“de veras te hubiera gustado que ellos nos vieran mientras…  estábamos?”

yo: “mientras estábamos??…. dilo mientras cogíamos o mientras te lo metía en tu vagina…. O mientras te tragabas mi semen…. No es así como deberías preguntármelo?” 

“Es que no soy muy abierta para hablar de eso… mejor dicho jamás había hablado con nadie de eso” trato de excusarse medio avergonzada, y volví a atacar para no perder el momento

“y entonces dime que piensas sobre lo que te dije”

Ella  “ummm no se me da pena,”

yo… “que te da pena… que te gustaría que te vieran mientras te cojo, … si así como tu disfrutas ellos también mirando… no lo crees????”

Ella … “uyy no nunca se me abría ocurrido, la verdad no seria capaz soy muy penosa.. es mas nunca había dejado que otra persona me viera desnuda como me estas viendo tu, pero… tienes algo que me inspira confianza y me gusta, aunque se que esto es un juego solamente entre los dos y nada mas”

yo… “rico que me lo cuentes pero al igual no tiene nada malo fantasear, a mi me parece súper morboso imaginar que mientras te culeo alguien nos observa, no te parece”  …

Ella “pues … yo no me sentiría incómoda, pero …” 

yo “pero que???” la increpe,

“pero si debo ser sincera… cuando abrieron la puerta, y esa niña se quedo mirándome, en su mirada había demasiado morbo, y eso me incomodo muchísimo al comienzo, pero….. luego cuando iban cerrando no podía dejar de mirarla” 

yo “lo que paso es que te gusto…”

Ella.. “no a mi no me gustan las mujeres, jamás nooo!!!!” respondió algo alterada

yo… “no tranquila, me refiero a que te gusto que te hubiera visto” “o mejor que nos hubiera visto… no lo veas malo, si te fijaste a ella también le gusto lo que vio mucho”

Ella “ tu crees?? no se… pero si me sentí muy rara, ahora que lo mencionas tienes razón eso fue lo que me llamo la atención, que me gusto como me miraba” “pero de ahí a permitir que nos miren eso si no lo aria, me daría mucha pena” “no me digas amor que a ti si te gustaría eso?” “lo has hecho???”

Yo “no nunca lo he hecho, pero si me excita mucho pensar si lo arias y hasta donde serias capaz de llegar” “imagínate que no solo nos miren sino que ello se exciten y nos dejen verlos también, ver como se la chupa ella a él, o como se la mete mientras yo te la meto o me la chupas” mientras le hablaba mi pene iba creciendo nuevamente era muy rico ver si cara de susto, temor, miedo, intriga y sus pezones también apuntaban al cielo “niégame que te guata la idea como a mi”

Ella “uyyy mi vida no seria capaz…. No niego que me haz logrado excitar mucho pero no podría hacerlo, tu eres mi segunda vez y mira como me pones”

Mientras me hablaba notaba su inseguridad y a la vez era cierto que estaba muy excitada,

Me acerque a la ventana del cuarto que daba a un vacío dentro del hotel, y se podía ver la cortina de la ventana del cuarto de al lado, abrí nuestra cortina un poco y podía ver por la rendija que al lado había otra pareja pero la visión no era muy clara, pues tenían la cortina casi cerrada, pero había una rendija que permitía ver un poco estaba intentando mirar cuando…

“ que haces no te asomes que estas desnudo con la verga parada y yo estoy desnuda…” voltee a mirarla y ella se tapaba con sus manos lo que podía,

yo “no he abierto mucho y además no se ve, pues si hay una pareja allí y están de faena jejeje… pero no se ve nada”

ella “nooo quítate de ahí nos van a ver” 

yo “pero no se ve mira tu misma” mientras la miraba se notaba que su pena la tenia descompuesta, con un poco de temor y miedo se levanto lentamente y temerosa se fue acercando a la ventana

yo“ mira por ese huequito se ve que es una pareja, pero no se ve nada; vez” por primera vez vi que su excitación sobre el tema era tal que empezó a mirar por la ventana y se le olvido su desnudez, lentamente empecé a abrir muy suave la cortina, me pegue a su cuerpo y con mis manos la rodee acariciándola y le frotaba sus tetas pegándola un poco contra la ventana, estaba muy excitada se había desconectado y solo intentaba mirar lo que mas pudiera.

Me enloquecía ver como su faceta voyerista tomaba partido, la acariciaba desde atrás con mi pene entre sus nalgas, le besaba el cuello, sus orejas, frotaba su clítoris mientras veía su morbo florecer al intentar ver mas por la ventana,

Comencé a frotar mi pene por su cola primero suave luego iba aumentando la euforia, me frotaba una y otra vez intentando que mi verga entrara entre sus nalgas aprovechando el momento, era muy rico cuando sentí que empecé a meter el glande por su ano, lo saque y volví a empujarlo un poco mas,

sus jadeos se hicieron mas fuertes y ella misma empujaba su cola hacia atrás y volví a metérselo hasta la mitad y sus gemidos eran con algo de quejidos, lo saque para darle la estocada profunda, se lo estaba metiendo cuando …

Sentí que me empujaba hacia atrás, y me empezaba a pedir entre jadeos

“ahhh para… ahhh para… ahhhhh para….” la empuje una vez mas hacia la ventana sin sacarlo y me empecé a mover muy suave pero sin sacárselo ni un centímetro cuando levante la mirada…….

La niña de la habitación de al lado nos había notado y estaba asomada mirándonos…. Martha estaba en shock…. Había entrado en pánico al ver que nos miraba fijamente…

yo tenia mis manos frotando sus senos y podía percibir el escalofrío que comenzaba a recorrer su cuerpo y como sus pezones se volvían rígidos, Martha se había tensionado tanto que parecía ni respirar, no podía quitarle la mirada a la chica que nos miraba fijamente;

Para nuestra suerte era la misma chica que había entrado en nuestra habitación…

su pareja un poco esquivo de la situación nos observaba desde la cama sentado desnudo y con su miembro erguido, tan excitado como nos encontrábamos por lo menos los tres ellos y yo, Martha aun no salía de su estado;

(La chica realmente era muy hermosa delgada, su piel blanca, senos paraditos de pezón rosado tenue, vagina con una leve rayita de bello color castaño y labios ligeramente pronunciados, piernas estilizadas, su edad debería ser entre 21 y 23 máximo de 1,70 mas o menos, ojos color miel labios sensuales a la vista con su cabello recogido en coleta de caballo color castaño; el tipo si se notaba que tenía unos 30 años o mas un poco mas alto que ella robusto ojos claros y piel trigueña clara, su miembro mas largo que el mío con bello)    

Me quede quieto con mis manos entre los senos de Martha mirando al rostro a la chica que disfrutaba lo que veía, no saque mi pene del ano y simplemente esperaba una reacción de Martha la cual no llegaba;

La chica notando que el momento era tenso comenzó a tocar su vagina y a acariciarse un seno mientras mordía su labio inferior, con una expresión de viciosa casi putesca que hizo que no me aguantara las ganas y empecé a moverme suavemente empezando a sacar y meter mi pene del ano de Martha, que al sentir mi movimiento comenzó a exhalar muy fuerte y a estremecerse su cuerpo en un orgasmo increíble, su cuerpo vibraba entre mis manos y se convulsionaba mientras no hacia mas que jadear y gemir;

La chica empezó a frotar su vagina mas rápido y también jadeaba muy duro, su compañero se paro rodeándola desde atrás en mi misma posición y mientras le besaba el cuello metía una mano en su vagina para completar el trabajo que hacia ella, claramente se vio cuando le metió su verga por la vagina haciéndola gemir en forma de aullido.

Me acerque al oído de Martha y le susurre “si vez lo rico que se la mete en su vagina… vez como entra y sale…. Ummmm que delicia verdad

Martha a penas atino a mirar como esa verga entraba en esa vagina y salía, volteo a mirarme mientras yo arremetía mis embestidas por su ano,

como el tipo era mas alto que la chica cada que se la clavaba casi la levantaba del piso prefiriendo ella rodearle la cabeza con sus brazos para sostenerse mejor, era un espectáculo ver como cada vez que la clavaba la levantaba acelerando sus embestidas, parecíamos salvajes todos… ellas gimiendo como faltándoles el aire casi acompasadas sin quitarse la mirada de encima,

y nosotros arremetiendo con fuerza entre las entrañas de ellas pronosticando una venida en cualquier momento de todos.

El tipo acelero sus embestida y casi aprisiono a la chica contra la ventana, era evidente que estaba eyaculando mientras gruñía y bufaba y ella empezaba a gritar también;

Esa fue la señal para que Martha comenzara a gritar y convulsionar provocándome una descarga de semen dentro de su recto, haciéndome flaquear mis piernas y apretarle sus senos al punto de pellizcarle los senos mientras expulsaba chorros de semen uno tras otro tras otro,

a la chica se le veía de su vagina salir unos hilos de semen, cuando ella me observo viéndola acerco su mano a su vagina y con el índice recogió un hilo de semen y se lo llevo a la boca sin quitarnos la mirada de puta que tenia, se relamía ese dedo como quien se lo unta de arequipe y luego lo chupa;

Martha estaba terminando de convulsionar y me volteo a mirar sin que yo sacara mi pene de su ano, “acabo de tener un orgasmo increíble, me tiemblan las piernas y hasta me orine… que pena mira el vidrio lo lave todo…. Y aun estoy muy excitada mi amor” “!!!quiero que me la metas otra vezpor favor hazlo que tengo mucha excitación y ansiedad¡¡¡¡”

Mire el vidrio y estaba lavado Martha no se había orinado se había venido eyaculando también, saque mi miembro de su ano que aun conservaba una erección considerable, con todas las emociones que percibían mis sentidos, y escucharla a ella suplicarme que se la meta otra vez era increíble nos fundimos en un beso muy apasionado, que adrenalina;

Nuestros cómplices nos miraban abrazados el cogiendo los senos de ella, y ella frotándole el pene que seguía erguido;

Todos nos mirábamos sin decir nada, cuando observe que la chica le decía algo al oído a su compañero que lo sorprendió mucho porque se quedo mirándola a los ojos sin musitar palabra, haciendo que ella fuera la que tomara la decisión por los dos, aun no entendía que estaba pasado hasta que volteo a mirarnos y ….

“vienen aquí o vamos nosotros???” 

Martha me abrió los ojos y me miro asustada y volví a sentir ese escalofrió por su cuerpo y como se erizaba, no había nada que decirnos solo volví a mirar a la chica que parecía querer arrepentirse de lo que había dicho y selle

“aquí los esperamos” ….

Share.

About Author

Leave A Reply