Para empezar el artículo, debemos tener claro que sentir un orgasmo, no es lo mismo que eyacular. Existe una gran diferencia entre estos dos términos:

Eyacular: La expulsión del semen, que normalmente se produce junto con el orgasmo y a través del meato uretral (observable en la punta del pene). (Lopez, 2014)

Orgasmo: Las contracciones musculares de los llamados “pubococcígeos”, acompañada de una sensación física y psicológica placentera, que generalmente se vive como la descarga de la excitación sexual. (Lopez, 2014)

La dificultad de ser un hombre multiorgasmico, radica en la separación de estos dos fenómenos; pero es fácil si preparas tu cuerpo y prácticas, algunos hombres logran controlar los orgasmos en un largo periodo de tiempo, otros tardan horas; depende de que tanto te conozcas y estés dispuesto a masturbarte.

El orgasmo si eyaculación, te permite sentir múltiples placeres antes de eyacular; puedes hacer uso de esta práctica para prolongar la eyaculación por varias horas, si lo deseas. Es eficaz en parejas decididas a explorar y pasar por varias horas seguidas de sexo, no es ideal para parejas monógamas y rutinarias.

Para empezar la preparación debes aprender a diferenciar dos momentos claves: la inminencia, que es el cosquilleo que te anticipa que pronto vendrá la eyaculación, y la inevitabilidad, caracterizada por la sensación de que eyacular es algo imposible de frenar. Si ya logras diferenciar estos dos momentos, tienes un pie adentro, de lo contrario te recomiendo seguir estos ejercicios:

  1. Recuéstate en tu cama o busca una posición cómoda para masturbarte, busca algo que te excite abruptamente: una foto, un video, alguna revista.
  2. Imagina y empieza a masturbarte, en preferencia puedes hacerlo con las dos manos al tiempo, será más fácil de controlar para ti en el acto sexual.
  3. Frena la masturbación antes de llegar, presiona firmemente el perineo ( La zona entre los testículos y el esfínter anal), respira profundo y vuelve a continuar.

Te será difícil puesto que muy seguramente las primeras veces no podrás detenerte antes de eyacular.

El ser multiorgasmico depende mucho del dominio mental de tus órganos, para lo que antes de enfrentarlo en el acto sexual, tú debes en la masturbación:

  • Aprender a separar la sensación del orgasmo de la sensación de la eyaculación.
  • Contraer tu músculo pubococcígeno.
  • Respirar en forma lenta y profunda en medio de la actividad sexual.
  • Calcular cuán cerca de la eyaculación puedes llegar antes de hacerlo.

Para lograrlo te recomiendo:

  • Ten sexo con intensidad lenta, te ayudara a controlar e interpretar mejor tus sensaciones.
  • Interrumpe la sensación de eyacular, frenando el movimiento, haciéndolo más lento o simplemente retirando el pene de la vagina por algunos segundos. Lo ideal es que ella no lo note extraño.
  • Respira profundo y pausadamente, respirar es la forma más sencilla de relajar tu cuerpo.
  • Disfruta de los orgasmos, cuando te detengas y vuelvas a comenzar contra la respuesta eyaculatoria, tus testículos se hincharán y vibrarán, resultando en un orgasmo.

Una vez consigas dominar los pasos recién mencionados, comenzarás a sentir el sentimiento eufórico conocido como orgasmo, podrás tener uno tras otro y le permitirás a la mujer disfrutar por más tiempo de tu pene, incluso hasta su orgasmo.

Recuerden usar condon y seguirme en mis redes sociales:
     Facebook: www.facebook.com/lincyacosta92
     Twitter: @LincyAcosta
     Instagram: lincyacosta
Imágen tomada:  https://www.flickr.com/photos/[email protected]/

Share.

About Author

No hay comentarios

  1. weslly leyton on

    Un excelente articulo ya lo he practicado durante muchos años y si se puede solo es cuestión de querer y al principio un poco de esfuerzo felicitaciones

  2. Tengo una duda acerca de esto, lo intenté, pero quisiera saber más al respecto. ¿En dónde puedo hablar sobre eso y obtener más información? Por cierto, Gracias por el post. 😀

Leave A Reply