Hace poco tuve una aventura, escape de casa, estaba aburrida. Me lo encontré a el y distrajo mi tarde, El era alto, cabello crespo y negro, me llamaba la atención por su autentica personalidad.

Con el, hable casi toda la tarde y al llegar la noche puse a la mesa el tema que amo : Sexo!

Note cierto temor en el para hablar de sexo, confundía hacer el amor con tener sexo y afirmaba que eran temas que no se debían tocar, si no se tenia algun tipo de confianza.

Le tome las manos y las puse sobre mis senos y pregunte: ¿Aun no te sientes en confianza?, abrió sus ojos asombrado y retiro sus manos de mis senos y me pregunto: ¿Haces eso con todos los hombres?, yo respondí con una sonrisa picara: No, solo lo hago cuando veo chicos tan inseguros como tu.

La noche se habia vuelto interesante, porque habia empezado mi juego favorito: “Corromper la mente de un inexperto”, es excitante este juego, porque tienes la seguridad de lograr todo lo que quieras con esta persona, ¿Quieres sexo? ¿Quieres un beso? ¿Quieres salir con el/ ella?, es cuestión de retar su inestable moral y de despertar sus ganas de experimentar.

Ahora toma sus manos y las puse sobre mi cola, y le dije: Transmite seguridad cuando toques a una mujer, todas las mujeres aman sentirse protegidas y para eso, necesitan a un hombre seguro, a lo que el responde: Soy un hombre seguro, solo que no soy aprovechado; yo sonrió y le pregunto: ¿En realidad crees que un hombre se aprovecha de una mujer cuando la toca?, ¿Olvidaste la revolución sexual de los 90? , admitelo eres inseguro.

El cae en mi juego y pregunta: ¿Que tengo que hacer para demostrarte que no soy un hombre inseguro?, yo lo miro a los ojos y retandolo le digo: Llevame a la cama, ¿Que? Pregunta el, y yo digo: Si, consigue tener sexo conmigo.

El me dice que por mas que el quiera eso no pasara porque sabe que no tendria sexo con un hombre como el y yo lo abrazo y le digo: luego de esa confesión, no tienes derecho alguno para poder afirmar que eres un hombre inseguro.

Me dirijo a mi casa y prendo la tele, el teléfono suena.
– ¡Buenas noches!
– Hola lincy! Me queria disculpar contigo, estuve pensando y tienes razón, pero entiendeme, no he tenido mucho sexo y aun temo equivocarme.
– Pero, ¿Como crees tu que dejaras de equivocarte si no experimentas?
– ¡Quiero tener sexo contigo!
– Convenceme de hacerlo.
– Lincy, tengo un pene largo y grueso.
– Continua…
– y quiero que este dentro de ti.
– Excitame!
– No es fácil lograrlo Lincy!
– Claro que si, ¿Donde esta mi hombre seguro?
– Lincy tocare mientras me escuchas
– Ok.

Por teléfono, solo hablaba de lo que el hacia con su pene mientras pensaba en mi, indicios de un hombre egoísta en el sexo, las mujeres necesitamos un hombre que se preocuper por hacernos sentir, un hombre que asegure ser tener orgasmos con los de nosotras mas no orgasmos por nosotras.

El estaba bastante excitado, y no queria dejarlo con las ganas de venirse mientras se masturbaba asi que tome la conversación a mi favor!

– shhhhh! Ahora hablo yo.

Imaginame en tu recamara, con luz media y algunas velas, imagina como juego con la cera de las velas en tu espalda, mientras mi vagina roza tu cola, imagina que estando allí, encima tuyo muevo mi cadera y sientes algo de humedad, ahora imaginame volteandote y besando tu cuello y luego tu abdomen, imagina que mi lengua saborea tu pelvis y juega con la punta de tu bóxer.

Ahora, sigue con tus dedos lo que estoy relatando.

Imagina ahora como bajo tu ropa interior y juego con tus testículos, delicadas y pequeñas succiones, ahora mi lengua esta en la punta de tu pene, dando vueltas al rededor de el. Ups! Tu pene comienza a entrar en mi boca, mientras mi lengua se encarga de hacer remolinos alrededor de el, ahora siente como mi boca cubre y descubre tu pene con rapidez.

Imaginame desesperada por sentirte e imaginame quitando mi ropa interior, para correr a estar encima tuyo, imagina como tu pene siente las pareces de mi vagina y le da calor, imagina como nos movemos fuerte, como grito y pido mas de ti con ansias…

El respira rápido y fuerte y termina afirmando lo grandioso que para el fue masturbase pensando en lo que yo le haría….

Share.

About Author

Leave A Reply