Hago con mi vagina lo que quiera…

Incluso si estuviera casada no tendría porque dar explicaciones de lo que hago o no hago con mi vagina, disfruto mucho del sexo y lo he afirmado públicamente en varias partes, pero es realmente perturbador para la gente que lo haga.

No me acuesto con cualquiera, porque casi siempre lo que buscan tener sexo conmigo son hombres con poca experiencia e incapaces de seducirme, me encanta tener sexo con hombres con experiencia, gente que al igual que yo disfrute por completo el tener sexo, hay mucha gente que tiene sexo y no lo disfruta o gente que tiene sexo y no se preocupa por el placer de la persona con la que están.

Tener sexo para mí no es solo penetrar, sudar, llegar e irse, ese tipo de espanto sexual lo hacía a mis 15 años, donde a duras penas sentía lo que era seducirse y estaba aprendiendo a explorar mi cuerpo.

Tener sexo implica una serie de compromisos contigo y con el otro, el respetar los gustos de los demás y compartir energía vital diaria, algunas culturas lo repugnan por lo inescrupuloso que es con el respeto al pudor, pero otras culturas lo mantienen en un pedestal porque han sabido explorarlo y comprenderlo.

Una persona ninfómana más que ser adicta a la sensación es adicta al conocimiento de este, al explorar y ver hasta dónde eres capaz de desafiar la moral que una familia, país o cultura infringe desde la antigüedad. ¿Porque la gente no es capaz de hablar libremente y sin pena alguno de sexo?; yo he formulado varias respuestas, algunas lo hacen porque la devoción a cierta cultura o religión no se los permite, otras por ser tachados o discriminados socialmente, otras por pudor al cuerpo, miedo al desnudismo e inseguridad, así como habrán otras personas que no les gusta por alguna mala experiencia  o trauma.

Lo que es cierto es que la mayoría no disfrutan del sexo por el tabú que aun enfrenta el disfrutar libremente del sexo y la apropiación que se le da a otra personas con etiquetas como el noviazgo, el matrimonio y en algunos casos la unión libre. Por eso siempre he afirmado que el noviazgo es para los demás, no para la pareja y lo asumo como una etiqueta egoísta y posesiva.

Si me acuesto con 3 personas diferentes a la semana, ¿A quién a de afectarle? O si tengo sexo con 1 o con nadie, ¿Por qué han de reclamarme?, me siento una mujer libre y mi pareja tendrá que asumirlo y sentirse igual; para mí, debe ser separado el concepto de amor y sexo, porque somos animales y por instinto asumimos el sexo como actividad de reproducción y el amor es el derecho que alguien se gana para depender mínimamente de nosotros y nosotros de ellos.

Aprendan a conocer su cuerpo, asumir y hacer respetar sus gustos y ante todo darse la tarea de ser libres un poco más cada día, defiendan lo que les gusta y piensan, no dejes que un inmaduro e inseguro consigo mismo, ofenda tu forma de pensar y actuar … 

Share.

About Author

Leave A Reply